112 Asturias
Menú principal
Está viendo:

Prensa y comunicación

08/06/2019

Rescatados ilesos tres senderistas que se despistaron por la niebla durante una ruta en Cabrales.

El Grupo de Rescate de Bomberos del SEPA, a bordo del helicóptero medicalizado, evacuaron a los afectados y los dejaron en la majada de Ostón.

La Morgal.- 2019/06/08

Efectivos del Grupo de Rescate de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA), a bordo del helicóptero medicalizado, han rescatado a tres personas, dos varones y una mujer, que se despistaron mientras hacían una ruta de montaña en Cabrales. Las tres personas resultaron ilesas y tras su rescate se las dejó en la majada de Ostón.

EL Centro de Coordinación de Emergencias recibió el aviso a las 13:33 horas. En la llamada los afectados explicaron que eran tres personas adultas que se habían despistado por la niebla, bajando del refugio de Ario, por el Culiembro, hacia la Ruta del Cares. Estaban en una canal paralela al Culiembro. De inmediato se movilizó al equipo de rescate de Bomberos del SEPA, a bordo de la aeronave medicalizada.

Los bancos de niebla dificultaron la localización de los afectados. Una vez que el equipo avistó a las tres personas, el piloto del helicóptero dejó en tierra a uno de los bomberos-rescatadores que descendió caminando hasta los senderistas.

Una vez con ellos comprobó que efectivamente se encontraban bien. Senderistas y bombero-rescatador iniciaron el ascenso, unos 200 metros, hasta un punto desde el que poder realizar las labores de rescate. Éstas se vieron ligeramente complicadas, no sólo por los bancos de niebla y la orografía de la canal, sino por el viento que afectaba al helicóptero. Los senderistas fueron evacuados, uno a uno, mediante la ejecución de seis operaciones de grúa, en las que se desplegaron unos 25 metros de cable, cada vez.

Las tres personas quedaron por encima de la canal de Culimebro, en la majada de Ostón.

El equipo de rescate dio por finalizada la intervención a su llegada a base, a las 16:45 horas.

La sala del 112 del SEPA informó del suceso a la Guardia Civil, a los 112 de las comunidades limítrofes de Castilla y León y Cantabria y al Refugio de Vega de Ario.